18 marzo 2008

Cómo bajar una pendiente a gran velocidad (I)

Esta es una traducción de un artículo de Barry Publow publicado en Inline Planet, y que me ha parecido interesante. Está dividido en dos partes, cómo bajar y cómo frenar. Sólo han publicado, de momento, la primera parte. La he traducido yo así que puede que no esté fina al cien por cien, pero no hay que ser tan meticulosos ;D.

Parte 1: El ir rápidamente y mantener el control

Para los ‘cracks’ del “tumba abierta”, el descender una colina escarpada puede ser muy gratificante. Pero para los patinadores con falta de estabilidad y confianza puede ser virtualmente una pesadilla.

Dos preguntas son frecuentes en mis trabajos en “campus de velocidad”: ¿Cómo puedo ir rápido y mantener el control? Y ¿Qué hago si veo que voy demasiado rápido?


Varios factores son importantes cuando se hace Descenso a velocidad:

Agarre a la superficie

Los patinadores de descenso emplean un tiempo considerable probando y seleccionando ruedas, las cuales les dan la mejor relación tracción y velocidad. Y a menudo prefieren usar ruedas nuevas para cada ronda de descenso en la competición.

Incluso un juego de ruedas ligeramente gastado (a altas velocidades) no tendrá las mismas propiedades que unas nuevas. De acuerdo con Todd Gormick de la marca de ruedas Hyper, la mayoría de los patinadores prefieren usar ruedas que se han usado lo suficiente para eliminar el “mohawk” – la tira fina de uretano que se levanta de las ruedas nuevas.

Precisión

A altas velocidades, incluso las desalineaciones más leves en el perfil o el centro de la rueda puede causar problemas más graves. Es principalmente la causa responsable de muchos de los efectos de bamboleo e inestabilidad que muchos patinadores encuentran en los descensos pronunciados. Las guías dobladas también pueden causar problemas.

Naturalmente, los fabricantes de patines hacen lo posible para asegurar la precisión y seguridad de sus productos. Pero a 65km/h, las imperfecciones se magnifican.

Aerodinámica

En los deportes de motor, el ‘downforce’ es un factor crítico. Dicho sencillamente, es la presión con la que el flujo de aire empuja contra la tierra. En la Fórmula 1, los alerones delantero y trasero se ajustan para variar el nivel del ‘downforce’.

El ‘downforce’ es un factor menor en el patinaje porque las velocidades son menores. Pero no deja de ser un factor.

Para maximizar el ‘downforce’ mientras patinamos, adoptamos una posición de flexión de rodillas - como si nos sentásemos - con la cabeza y hombros ligeramente por debajo de la cadera. En teoría, cuanto mayor es la diferencia en altura entre los hombros y la cadera, mayor es el downforce.

La falta de asumir esta postura aerodinámica puede dar lugar al efecto contrario, y – en algunos casos – resultar catastrófico. Exponiendo una gran parte del tronco y pecho directamente al aire de frente se incrementa la resistencia al aire y el ‘downforce’. Si lo que se quiere es ir rápido, hay que evitar esta posición de “efecto paracaídas” y mantener la cabeza y hombros lo más bajo posible.

Estabilidad

Estar estable sobre los patines siempre es importante, pero nunca lo es tanto como cuando se está volando cuesta abajo. La clave está en la “relajación en alerta” – estar relativamente relajado mientras se es consciente de estar contrayendo los músculos para estabilizar las articulaciones claves (tobillos, rodillas y tronco).

Ir cuesta abajo es como estar con los ojos tapados y esperar, en cualquier momento, ser empujado desde una dirección desconocida. Nunca se sabe que va a suceder, por eso hay que estar listo para cualquier cosa.

Esto significa adoptar una postura defensiva, con el cuerpo bajo y los músculos básicos dispuestos. Pero sin estar demasiado tenso, lo que sólo provocará cansancio y hará más difícil enfrentarse a cualquier cuesta abajo por la que uno se lanza.

4 comentarios:

siwakoatl dijo...

¡Hola!

¿Podrías algún día orientarnos a los novatos sobre cómo impulsarnos para avanzar hacia atrás?

Estoy en espera de las ruedas para efectuar mi rockering (por primera vez en mi vida), que me las traerán de la capital del país porque por estas tierras no existen tiendas especializadas en provincia.

Saludos, gracias por toda la información que nos compartes, Navi.

navI dijo...

A ver si saco tiempo algún día, aunque no soy profesor de patinaje, algo se podrá comentar.

ATENCIÓN! No hay que bajar cuestas importantes con rockering, es muy inestable para hacer descensos.

siwakoatl dijo...

Gracias por la recomendación, pero no era mi intención rockerear para descensos. De hecho, les temo un poco a las bajadas (incluso las poco empinadas) aun con patines de ruedas iguales.

Una preguntota: ¿existen ruedas de 74 mm? Estaba viendo que las guías de 231mm sólo aceptan ruedas de 76, y si uno quiere rockering, en inercia no veo ninguna de 74.

Gracias por todo. Saludos desde México.

navI dijo...

No se si existirán, yo nunca he visto.
Lo normal para rutas no competitivas son 80mm, 84mm y 90mm. Pra patines de velocidad las hay de diámetros mayores.
Para la práctica del Freeskate hay patinadores que usan 76-80-80-76 o 72-76-76-72 dependiendo del tamaño de la guía. Pero todo va según gustos y puede haber otras combinaciones.