29 abril 2009

Battle Royale 09

Hay que ser un poco “friki” para meterse en coche 1300 kilómetros durante un fin de semana para ir a una competición, empalmando una semana de trabajo con la que viene a continuación, sobre todo si no se va a competir y se acaba “trabajando” de juez los dos días que dura el evento, con todo lo que conlleva. Pero una vez que todo pasa te das cuenta que son cosas que merecen la pena.

En esas circunstancias comenzamos el viernes por la tarde el viaje desde Barcelona hasta Madrid, con la compañía de Jon (no podíamos dejar en casa una pieza clave de la competición) y Miguel, el integrante de Inlineonline que se apunta a todas. Ya entrada la noche llegamos al destino con el tiempo justo para ir a dormir y prepararse para un día largo, menos mal que en Madrid tengo sitio donde quedarme, otro de los motivos para poder hacer el viaje.

La mañana del sábado nos dirigimos al polideportivo de las afueras donde se celebraba la competición y nos encontramos todo repleto porque habían organizado un mitin político, ¿no tendrán otro sitio donde hacerlo que no sea un polideportivo, que es donde se va a hacer deporte?. Mientras buscábamos aparcamiento me sorprendió la presencia de un camión con el logotipo de una de las empresas que patrocinan las Slalom Series, luego resultó que realmente lo había traído la organización de la competición. Y es que los chicos y chicas de Slalom Series e Impulso Urbano cada día se lo ‘curran’ más.


Cuando llegamos a la zona de la competición nos encontramos una pista de hockey con muy buen suelo, al aire libre pero techada por las posibles interferencias climatológicas (dada la mala suerte habitual con la meteorología cuando se han disputado las battles nacionales previas), en esta no iba a ser menos y vino muy bien para la jornada dominical, que amaneció lluviosa. Media hora antes de la convocatoria de los participantes ya estaba montada toda la parafernalia necesaria para disputar una battle bien organizada; la carpa de inscripciones con el ‘merchandising’, los nuevos patines Hardcore Evo para poder probarlos, las chapas conmemorativas para ayudar a la financiación del evento... Del otro lado del área de la competición ya estaba casi lista la carpa de jueces, con el gran equipo de música, el sistema de cronometraje, los ordenadores con impresora para sacar la configuración de los grupos... y toda la pista rodeada con pancartas de los patrocinadores. Mientras se hacían las marcas para situar los conos, terminaba de llegar la gente, se confirmaban las inscripciones, se acababan de ajustar los equipos, se solucionaban pequeños problemas con la confección de los grupos, y se activaban los patinadores, se sobrepasó un poco la hora de inicio pero es un apartado en el que se ha notado la mejoría de la organización.


Hay gente que todavía no tiene muy claro como se hacen los grupos de una battle, es muy sencillo, se miran los inscritos en el último ranking publicado, se ponen en una lista por orden de mejor a peor clasificado, y se van rellenando los grupos; el primero en el primero, el segundo en el segundo... así hasta que haya uno en todos los grupos luego el siguiente se incluye en el último grupo y se continúa rellenando en orden inverso hasta el primer grupo, cuando se tienen dos integrantes en todos los grupos el siguiente de la lista se vuelve a incluir en el primer grupo, se repite la operación hasta que todos los inscritos estén agrupados. Los participantes que no aparecen en el ranking se añaden al final de la lista sorteando su orden. Esto se hace para que no haya cruces de patinadores de nivel muy alto en las primeras rondas, quedando eliminados a las primeras de cambio y perdiendo espectáculo en las finales.

Con la intención de colaborar en el evento estuve haciendo de juez durante los dos días de competición, junto con Gregoire Pinto y David (que estuvo en la battle de Burgos). Por lo que nos explicó Greg, que tiene experiencia internacional, en las battles se valora principalmente la técnica y se considera también el estilo y la velocidad. Los trucos que se hacen fuera de los conos no cuentan (o cuentan como ‘bonus’, menos que un truco dentro de la fila de conos), influye poco que tires conos o que te apoyes en el suelo tras un desequilibrio (se supone que los patinadores van al límite). O sea, que si haces muchos trucazos variados, con buen estilo y a gran velocidad, se tienen muchas posibilidades de victoria.

Una vez repartidos los 34 participantes en 8 grupos diferentes, donde se encontraban representadas varias nacionalidades con patinadores franceses, italianos, ingleses o de Alemania, y gran número de patinadores de varias regiones de España, se comenzó con la competición donde sólo 2 patinadores de cada grupo pasaban a los cuartos de final. Dejando a un lado los competidores internacionales, se notó que el nivel había subido muchísimo respecto a la misma battle que se celebró en Madrid hace un año. Poco a poco se fueron disputando los ocho grupos, algunos de ellos muy duros, ya que buenos patinadores con pocas participaciones en battles (bajo ranking) habían quedado encuadrados con otros patinadores de buen nivel.

Una vez disputados todos los grupos, todavía quedó tiempo para avanzar la competición antes de tener que abandonar la pista. Se disputaron los dos primeros grupos de los cuartos de final, donde se clasificaron para las semifinales Tiziano Ferrari, Paul Randels, Xuan Le y Antoine Colange. Hasta aquí llegó la jornada competitiva del sábado.

Como el Parque del Retiro estaba ocupado con la Maratón de Madrid, fuimos a comer pollo asado en Casa Mingo y patinar por la tarde justo allí, en un lugar donde se podía practicar muy bien y donde toda la gente que vino de lugares diferentes pudo hablar, intercambiar consejos o patinar con los ‘cracks’ extranjeros que acudieron a la competición. El típico ambientillo de las battles que tanto gusta. Más tarde cada uno se fue por su lado, a descansar, cenar o salir de fiesta.


El domingo amaneció lluvioso y con una temperatura fresca, de vuelta a la competición, con todo lo necesario montado de nuevo por la organización, se continuó con los dos grupos restantes de cuartos de final, donde se clasificaron para las semifinales Martin Sloboda, Jorge Teba, Jon Larrucea y Víctor Bermúdez.

Antes de comenzar las semifinales se dio la circunstancia de la incomparecencia de Paul Randels, que se había clasificado el día anterior. Por lo que se tomó la decisión de incluir otro patinador para que no hubiese sólo tres patinadores en un grupo de semis y en la final de consolación. Para decidir quien pasaría, de la forma más rápida, se reunió a los terceros clasificados de cada grupo de cuartos de final y se les pidió que realizasen su mejor truco, un ‘best trick’ que decidiría quien pasaba entre Jesús Gándara, Guillermo Prieto, Davide Piacentini y Adrián Almazán, éste último fue el que consiguió el pase.


En las semifinales Martin pasó como primero de su grupo a la final, el segundo lugar se decidió mediante ‘best trick’ entre Jorge y Jon. Jorge que lo intentó primero no consiguió realizar bien su truco, con lo que le facilitó la tarea a Jon que sólo tuvo que asegurar. En la otra semifinal, Xuan Le y Tiziano pasaron a la final.

Posteriormente se disputaron las finales, en la de consolación la técnica de Adrián le valió para conseguir el quinto puesto, tras él Antoine y séptimo y octavo puesto para Jorge y Víctor.

La esperada final reunió curiosamente a un patinador alemán, otro francés, un italiano y un español (como en el chiste :D). El orden lo deciden los propios patinadores eligiendo antes el de mayor ranking, con lo que Martin se reservó el último lugar, Xuan eligió ser segundo y Tiziano tercero, con lo que le tocó a Jon comenzar la final. Publicaré el vídeo para que se vea el grandísimo nivel que exhibieron, Jon con grandes trucos, Xuan Le con su inconfundible estilo, Tiziano y su rapidísimo baile entre conos y la facilidad de Martin para hacer que parezcan fáciles trucos increíbles. Tras sus tres rondas, y el correspondiente ‘best trick’ final, se aplazó el comunicado del vencedor hasta después del concurso de salto.


En un momento se tuvo dispuesto lo necesario para la competición de Free Jump donde varios patinadores fueron realizando diferentes intentos hasta quedar tres competidores, Víctor Bermúdez que quedó en tercer lugar y dejó un mano a mano entre Germán Moreno y Eric Torres, fue el inglés afincado en Madrid el que ganó con un salto de 1,21m.

Para terminar el evento, se anunciaron los resultados de la final, la victoria fue para Martin Sloboda, que hacía poco que también había ganado en Moscú, segundo lugar para Xuan Le, tercero Jon Larrucea que por primera vez se medía a competidores internacionales en una battle, y cuarto lugar para Tiziano Ferrari.


La entrega de premios a los participantes fue curiosa porque por orden de clasificación podían elegir una cosa de todo el material que había sobre una mesa, guías, ruedas, conos, camisetas, calcetines… a parte de las minicopas que se llevaron los tres primeros, todo un detalle.

Tras breves despedidas, rápidamente de vuelta a iniciar el viaje de regreso y pensando ya en lo ESPECTACULAR que va a ser la próxima Battle en Barcelona el 6 de Junio.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

que bueno!!! jon es igual de alto que tiziano y xuan... y eso que no lleva patines!!

muy buena crónica Ivan! gracias!

un saludo, vik

irene dijo...

http://vimeo.com/14763546
este año más y mejor!!!!
vendras???

navI dijo...

Pues todavía no lo se, se me han juntado muchas cosas para estas fechas.